Google+

14 sept. 2015

Más incógnita.

Eres como esa parábola x²
que nunca corta con ningún eje.
O al menos, no con los míos.
La que se  mantiene siempre
a la misma distancia
por mucho que se aleje.

Y sabes,
yo sólo quería morir en cada lunar
que aún te queda por descubrir.
Que cruzáramos miradas,
que te temblara el pulso
y te quemara la piel.

Pero que no nos atropeyasen
tus circunstancias.

Qué jodido tiene que ser buscar, 
pero no más que encontrar sin buscar 
y perder sin saberlo.  

No hay comentarios: