Google+

3 dic. 2017

Estallará la isla del recuerdo

No sé qué es lo que me atormenta.

Tengo los suficientes recuerdos en forma de costra que no terminan de sanar. Una chispa de ganas esperando a que sea encendida, impulsada por una efímera ilusión. La espera nos mata y mientras, segamos los suspiros que se hartaron de llenar de vaho el aire que respiramos. No esperemos a que la última hoja de este frío otoño tardío se deje caer sobre nuestros cuerpos. Llegará el invierno y nos pillará de brazos cruzados, me pillará impasible ante una situación que, quizá, no sea la adecuada pero me desespero con las ganas en el horizonte de la incertidumbre. Que tus profundidades no se las lleve el vacío de las olas.

El recuerdo latente en un día de brasas ahogadas en lo correcto o lo incorrecto. El vino encendiendo el fuego. Los Planetas se alinean y no sé lo que hacer, le temo más a la vida porque no sé cómo voy a acabar, con esta cabeza mía

Y mientras, me refugio de los paseos que atormentan mi mente en antiguos poetas.



Prisión
para los días sin retorno